viernes, 20 de febrero de 2015

Una tacita de té verde





Una tacita de té verde
Una tacita de té verde

 Se recomienda consumir entre una y tres tazas de té verde diariamente, pero no exceder esta cantidad por su alto contenido en cafeína.
La milenaria taza de té que ha sido una gran aliada de la salud física y mental fue descubierta por los chinos como una bebida medicinal.  
Se estima que el año 2737 a. C. fue la primera ocasión que se usó con estos fines benéficos. 
Hay más de 3 mil variedades de té —que no es más que una infusión hecha con brotes y hojas del árbol Camellia sinensis—, los cuales contienen aceites esenciales (que le confieren su aroma), cafeína (estimulante del sistema nervioso central y circulación sanguínea) y polifenoles (que otorgan cualidades antioxidantes y curativas), indica el libro El té verde, escrito por Neil Stevens.
Se puede clasificar en té verde, té negro y té oolong, que se diferencian por su grado de fermentación. De estos, uno de los más populares y beneficiosos para la salud es el té verde.
La nutricionista Dayris Conte, del Departamento de Salud Nutricional del Ministerio de Salud, afirma que en los últimos años el uso del té verde ha ido en aumento por los atributos que se le han otorgado. Desde el punto de vista nutricional, esta es una bebida natural, no aporta calorías (dependiendo del edulcorante que se utilice) y brinda una sensación de saciedad en el momento que se consume, explica.
“El consumo de té verde evita el endurecimiento de las paredes arteriales y que estas se estrechen, logrando arterias más sanas, lo que permite un mejor fluido sanguíneo a través de ellas. Por su contenido de polifenoles, reduce la cantidad de amilasa y el nivel de azúcar en la sangre. En cuanto a su poder antiinflamatorio, este se asocia con su contenido de flavonoides. Se le atribuyen muchos beneficios terapéuticos a su consumo; sin embargo, su uso exclusivo debe ser de manejo preventivo y no curativo, por lo que recomendamos a las personas que padecen alguno de estos casos continuar con las recomendaciones brindadas por su médico tratante”.
Según la nutricionista Verónica Hidalgo, de la Asociación Panameña de Nutricionistas-Dietistas, el té verde posee varias propiedades nutricionales. La principal y más conocida, gracias a investigaciones bioquímicas, es su contenido de antioxidantes, principalmente los polifenoles (catequinas e isoflavonas). “Estos últimos importantes componentes en la prevención de muchas enfermedades degenerativas y el cáncer”.
Sin embargo, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos señala que se amerita mayor evidencia científica que compruebe que el té verde disminuye el riesgo de desarrollar males cardiovasculares y el cáncer.
EL TÉ, BEBIDA PREVENTIVA
Diersas investigaciones publicadas en revistas científicas han presentado las bondades del consumo del té verde como bebida preventiva. 
Su ingesta, por ejemplo, puede acelerar el metabolismo, según presenta un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition, en que los científicos hallaron que el té verde mejora el gasto de energía y la oxidación de la grasa, gracias a la cafeína y otros compuestos de este té.
Dicha investigación encontró que el consumo del té verde podría aumentar la termogénesis (proceso biológico con el que se quema grasa generando calor) entre un 35% y 43%.
Se ha evidenciado pérdida de peso por el efecto termogénesis en las células grasas del cuerpo con el consumo de té verde, afirma la nutricionista Verónica Hidalgo, de la Asociación Panameña de Nutricionistas-Dietistas.
Esto ocurre debido a que el té verde posee catequinas (antioxidante polifenólico), que conllevan al incremento de la temperatura corporal para la aceleración del metabolismo, explica la nutricionista Ángela Ortega, del Departamento de Salud Nutricional del Ministerio de Salud.
Sin embargo, la dietista recuerda que “debemos ser conscientes de que solo el consumo del té verde no nos llevará a una buena salud digestiva. Es necesario llevar buenos hábitos alimentarios, por lo que se recomienda ingerir alimentos bajos en grasa, altos en fibra, bajos en sodio; de igual manera, ingerir comidas livianas y meriendas, tomar ocho vasos de agua al día y realizar actividad física. Todos estos factores contribuyen a un mejor proceso metabólico y de salud”.
Así mismo, otro estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition indicó que beber té verde impacta positivamente en el estado de ánimo, la concentración y la respuesta de alerta, y además, otra investigación que registra esta revista señala que su consumo podría evitar la progresión de algunos tipos de cánceres.
RECOMENDACIONES
Sin embargo, todo en exceso es dañino.
Al igual que cualquier otro producto, hay algunas contraindicaciones para el consumo del té verde, por lo debe ser regulado, afirma Ortega.
En este sentido, se recomienda consumir entre una y tres tazas de té verde diariamente, pero no exceder esta cantidad por su alto contenido en cafeína.
Ortega explica que aquellas personas que padecen anemia no deberían consumir té verde, porque este interfiere negativamente en el proceso de la absorción de hierro, y tampoco aconseja su ingesta en aquellos que padecen taquicardia o insomnio por su alto contenido en cafeína.
Así mismo, señala que esta bebida está contraindicada en pacientes con enfermedades digestivas, ya que su contenido en taninos y teína podría alterar la mucosa gástrica intestinal.
Hidalgo agrega que aquellas mujeres embarazadas y que están en período de lactancia, no deben beber más de dos tazas de té verde porque atraviesan riesgo de aborto y dificultad en la absorción del ácido fólico.
Aquellas personas que padezcan de enfermedades cardíacas primero deberán consultar con su médico si pueden consumir té verde, añade la dietista.
“De igual forma, deben consultar a un médico aquellos que estén recibiendo medicamentos, ya que los componentes del té verde podrían tener una interacción fármaco-nutriente”, aconseja Hidalgo

Podéis visitar nuestra página web:
Esperamos que os haya resultado interesante!
Vendemos y distribuimos tés y cafés.
También estamos en Facebook y Twitter
Un saludo!





See more at: original

No hay comentarios:

Publicar un comentario