lunes, 7 de julio de 2014

Prohíben la comercialización y el uso de la kombucha



El ministerio de Salud Pública de la Nación determinó que los productos a base de kombucha -de uso medicinal- no podrán ser consumidos ni comercializados en toda la Argentina.

Un estudio de Salud Pública de la Nación determinó que no se puede comercializar ni usar productos a base de kombucha.
NEUQUEN (AN).- El ministerio de Salud Pública de la Nación prohibió el uso y la comercialización "en todo el territorio nacional" de "todos los productos a base de kombucha", un elemento de origen natural y de uso medicinal cuyo consumo se ha multiplicado en la sociedad argentina.
La decisión se tomó en base a la recopilación de información y datos aportados por entidades científicas nacionales e internacionales y consta en la disposición 1.829/05 del ministerio nacional, a la que adhirió la subsecretaría de Salud de la provincia de Neuquén.
Desde el organismo provincial se informó que los estudios revelan que el té kombucha "produce poderosos antibióticos naturales que pueden ser tóxicos" y que "además pueden generar infecciones bacterianas". Esto -agrega un informe elaborado por la subsecretaría- "debido al desarrollo de resistencia antibiótica debilitando las defensas del organismo".
La advertencia más grave sobre los riesgos de la kombucha es la posibilidad de que se contamine con aspergillus, un hongo que genera una toxina que provoca una infección micótica que ataca al cerebro.
"Esto puede ser fatal en personas con sistemas inmunes debilitados", detalló la doctora Susana Marchisio desde la dirección de fiscalización sanitaria de la subsecretaría de Salud.
En el informe de divulgación masiva elaborada por el organismo se detalla que "se han informado casos de hepatoxicidad, náuseas, vómitos, problemas estomacales, alteración en los glóbulos blancos y eritrosedimentación".
Consultada por "Río Negro", Marchisio dijo que ningún organismo nacional ha autorizado la habilitación de los productos. La especialista desconoce si existe comercialización de kombucha cuya difusión es de mano en mano y su reproducción muy sencilla a partir de una solución de té y azúcar.
La kombucha es, básicamente, una combinación simbiótica de levaduras con varias bacterias, que -juntas- producen antibióticos naturales.
"Es una fermentación de bacterias y levaduras que se reproducen en un medio con temperaturas de entre 30 y 35 grados, arriba de la heladera. Podía decirse que es una colonia de bacterias que reproducen en té y azúcar", sintetizó Marchisio.
La especialista advirtió que la infección micótica que produce el aspergillus puede provocar enfermedades graves, incluso cáncer.
"Hay que tener en cuenta que la forma en que se prepara la kombucha es riesgosa y que estamos hablando de un producto altamente contaminable con los microrganismos que están en el aire", sostuvo Marchisio.
Sobre el efecto antibiótico que tiene la kombucha, la especialista dijo que es real y que es por eso que muchos de los usuarios sienten alivio para algunas afecciones. Pero esta cualidad se vuelv peligrosa cuando es necesaria una medicación antibiótica porque el organismo "se vuelve drogoresistente".
Marchisio señaló que los efectos adversos fueron demostrados por ejemplo a través de un estudio que llevó adelante el hospital de Clínicas de Montevideo, Uruguay.
"Es un producto de uso milenario al que se le atribuyen un montón de efectos ninguno de los cuales está demostrados científicamente", indicó la profesional neuquina.
Los dictámenes que avalan la decisión de la subsecretaría de Salud de la provincia están avalados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).
Un hongo que se extendió desde la China
NEUQUEN.- Cualquier consulta a través de los buscadores de internet tendrá una respuesta elocuente: la kombucha puede curar todo y se la usa para todo. La usaron los chinos, los rusos y tras la Segunda Guerra Mundial viajó a curar heridas y enfermedades en Estados Unidos. Y es posible que desde el norte haya llegado hasta aquí, de mano en mano.
Vaya saber cuál es el origen del hongo que tenemos en casa o que, sabemos, cultiva por lo menos uno de nuestros familiares cercano: desintoxica, limpia sangre, cura heridas faciales. Todo eso y mucho más se le adjudica a la kombucha que, se asegura, es utilizada por el hombre desde hace 2.200 años.
Desde hace un tiempo, distintos organismos se han expresado en contra del uso de este producto casero que -se informa ahora- puede llegar a causar incluso la muerte. Para los usuarios habituales del hongo milagroso -que se cuentan por millones en todo el mundo- puede haber una sospecha casi lógica sobre la presunta maniobra de algún poderoso laboratorio o de una corporación médica preocupada por la pérdida de clientes. Una cosa es segura, en Medicina no hay milagros en la medicina y no todo lo natural es benigno. En este sentido, el ministerio de Salud de la Nación y la subsecretaría de la provincia respaldaron con su sello la prohibición con claras advertencias y un fundamento científico. (AN).
Fuente:
http://www.rionegro.com.ar/arch200507/14/v14a08.php



Podéis visitar nuestra página web:
Esperamos que os haya resultado interesante!
Vendemos y distribuimos tés y cafés.
También estamos en Facebook y Twitter
Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario