sábado, 5 de octubre de 2013

Los españoles dan la bienvenida al café como producto 'gourmet'

La línea es la misma que han seguido otros productos, como el pan, el vino, la cerveza o los gin-tonics y, aunque esta nueva tendencia 'cafetera' todavía es incipiente (la mayoría de los baristas y expertos consultados creen que aún queda mucho camino por recorrer), todo indica que esta moda ha venido para quedarse. El cambio ya ha comenzado, y  los españoles ya saben apreciar, valorar y diferenciar un café de calidad. Un producto que ha abandonado el ámbito de las comodities (productos con escasa especialización o diferenciación) para pasarse al mercado gourmet con alto valor añadido, según se afirma en el último informe sobre el café elaborado por la Organización Mundial del Comercio.
 "El camino que estamos llevando a cabo en España para promocionar el consumo del café de calidad es el mismo que el que se realizó hace 25 años con el vino. Antes se servía mucha porquería, pero se ha hecho una gran labor educativa entre los hosteleros y ya es posible encontrar bebidas atractivas para el consumidor (sobre todo jóvenes) elaboradas con café, como combinados, además de distintos tipos de marcas y variedades. En esto, España llega diez años tarde con respecto al resto de Europa, pero ya se empieza a notar", explica Rafael Moral, director del Instituto Español del Café.
Hasta 1980 las multinacionales no podían vender café en EspañaY es que el café en España nunca tuvo el prestigio que en otros países, como Italia. Hasta 1980 el Estado ejercía el monopolio sobre las importaciones de grano. Eso hizo que cuando las multinacionales del sector aterrizaron en España se encontraran con un país de escasa tradición cafetera, herencia del racionamiento de la época de la postguerra, lo que provocó algunos pecados contra el buen gusto, como mezclar el café con achicoria o el invento del café torrefacto (café tostado con azúcar, que tapa todos los sabores del grano y que solo se comercializa en España, Portugal y algunos países de América latina). Aún así, fue el primer paso que permitió la expansión de la cultura del café en España.
El segundo paso (y quizás el más importante) hacia esta metarmofosis como producto gourmet vino hace apenas un lustro, con el éxito y la extensión del café en cápsulas, que introdujo una gran variedad de gustos y sabores y aportó al producto ese aura de lujo y sofisticación que tanto le faltaba. Así lo atestigua el director de marketing de Nespresso en España, Jaime de la Rica: "En España tomar el café es un acto social, lo que ha permitido expandirnos como en ningún otro país del mundo. De hecho, somos el país con más boutiques en clubs gourmet Nespresso", explica. De hecho, actualmente, la red de Nespresso en España supone el 21% de la red global de tiendas Nespresso en el mundo.
Grandes chefs patrios, como Martín Berasategui, también confirman esta tendencia. De hecho ya han empezado a mostrar su fascinación por este producto, mejorando la calidad del mismo en sus restaurantes e, incluso, incorporándolo en sus recetas: "Vivimos un gran momento. Ni en el más remoto de mis sueños hubiera imaginado la gran calidad y variedad de cafés que están viniendo en estos momentos a mis manos", afirma el chef vasco. Reputados mixólogos, como Javier de las Muelas, también han empezado a incorporarlo en sus mezclas, como el Chaise Lounge, un cóctel compuesto de crema de arándanos, licor de café y [...]

Podéis visitar nuestra página web:
Esperamos que os haya resultado interesante!
Vendemos y distribuimos tés y cafés.
También estamos en Facebook y Twitter
Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario