miércoles, 15 de mayo de 2013

Día Mundial de la Diabetes ¿Puede el café prevenir la diabetes?

El 14 de noviembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Diabetes (en Twitter, #DíaMundialDeLaDiabetes). Una enfermedad que los expertos han coincidido en catalogar como silenciosa y que se ha convertido en una de las epidemias del siglo XXI.
Desde CICAS (Centro de Información Café y Salud), y con motivo de la celebración del 7º Congreso Mundial de Prevención de Diabetes y sus Complicaciones que se está celebrando en Madrid durante los días 11, 12 y 13 de noviembre, hemos querido publicar un díptico resumen con las claves y hallazgos científicos encontrados que relacionan café y diabetes. ¿Puede el café prevenir la diabetes?

DATOS SOBRE EL CAFÉ Y LA DIABETES TIPO 2

EL consumo habitual de café está vinculado con un menor riesgo de padecer diabetes tipo 2
Estudios realizados en diversas poblaciones han demostrado la existencia de una relación inversa estadísticamente significativa entre consumo de café y diabetes tipo 2. Además, se observa un efecto dosis respuesta, con menor incidencia de casos de diabetes cuanto mayor es el consumo de café (1,2).
En otros cinco estudios epidemiológicos también se ha confirmado esta relación inversa entre diabetes tipo 2 y consumo de café (3,4,5,6,7).
Las evidencias epidemiológicas demuestran que el consume de 3 a 4 tazas de café al día tiene efectos beneficiosos
Beber entre 3 y 4 tazas de café diarias se vincula con una reducción de aproximadamente un 25% en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, comparado con el riesgo asociado a un consumo de menos de 2 tazas al día (1,2).
Beber más tazas de café, hasta un máximo de 6 a 8 al día, consigue reducir aún más el riesgo de padecer diabetes
En investigaciones específicamente centradas en el estudio de la diabetes se ha demostrado que por cada taza de café adicional (normal o descafeinado) hasta un máximo de 6 a 8 tazas al día, se reduce entre un 5 y 10% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (1).

El café descafeinado también reduce el riesgo de sufrir diabetes tipo 2
La mayoría de estudios publicados en los que se analiza la relación entre consumo de café descafeinado y riesgo de diabetes tipo 2 han concluido que existe una relación inversa entre ambos (1,4,5,6).
Recientemente, en un estudio realizado en Estados Unidos con mujeres afroamericanas y en otro realizado en Francia, se analizó la relación de la diabetes tipo 2 y el café descafeinado. En el estudio francés se confirmaba dicha relación (5), mientras que en el estadounidense no se observó correlación (7).

LAS EVIDENCIAS EPIDEMIOLÓGICAS QUE SE ESCONDEN DETRÁS DE ESTOS DATOS

Las evidencias de que existe una relación inversa estadísticamente significativa entre consumo de café y riesgo de padecer diabetes tipo 2 se presentan en los siguientes estudios:
  • En un gran estudio de cohortes holandés, centrado específicamente en la diabetes, se demostró que las personas que consumían al menos 7 tazas de café al día tenían la mitad de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 (2). Esta relación era estadísticamente significativa. Después de este estudio, al menos una docena de estudios más han confirmado esas mismas conclusiones en otras poblaciones.
  • En una revisión sistemática de diversos meta-análisis sobre estudios epidemiológicos prospectivos de la diabetes tipo 2 y el consumo de café normal, descafeinado y té, se estudiaron un total de 457.922 individuos procedentes de 8 países, siendo 21.897 de ellos diagnosticados con diabetes tipo 2. Los resultados demostraron la existencia de una relación inversa estadísticamente significativa entre consumo de café y riesgo posterior de padecer diabetes tipo 2 (1).
  • Se han publicado otros cinco estudios epidemiológicos. En todos ellos, realizados en diferentes países, se confirma la relación inversa de la diabetes con el consumo de café (3,4,5,6,7).
  • En conjunto, las relaciones inversas observadas en diferentes grupos de población, unidas a la existencia de una relación dosis respuesta (menor incidencia cuanto mayor es el consumo), deben considerarse como indicativos sólidos de la existencia de una verdadera relación entre consumo de café y una menor incidencia de la diabetes tipo 2.

POSIBLES MECANISMOS DE ACCIÓN

Es poco probable que la cafeína tenga influencia
El café y té son los principales alimentos que aportan cafeína en la dieta de la mayoría de los países, y resulta complicado separar el efecto que esta sustancia tiene por sí misma de los que tienen el café o el té. Sin embargo, dado que se ha observado que el café descafeinado tiene un efecto similar al del café normal al respecto de la diabetes, es poco probable que la cafeína tenga un papel relevante en la relación inversa entre café y diabetes tipo 2.
Potencial antioxidante
Se ha considerado que otros compuestos presentes en el café, y en particular antioxidantes como el ácido clorogénico y la trigonelina, pueden ser los responsables de dicho efecto. Estos compuestos podrían jugar un papel relevante debido a su influencia sobre la inflamación subclínica.
En un estudio realizado en Finlandia se analizaron los efectos de un incremento progresivo del consumo de café en personas obesas que participaron voluntariamente en este ensayo de tipo intervencional a medio plazo. El consumo de café demostró tener efectos beneficiosos sobre algunos marcadores de la inflamación subclínica que son considerados factores de riesgo para la diabetes tipo 2 (9).
Debido a su elevado contenido en antioxidantes y, aunque aún no exista confirmación al respecto, lo cierto es que el café podría contribuir a aumentar el potencial antioxidante total de la dieta hasta alcanzar el nivel necesario para reducir el estrés oxidativo, contribuyendo de esta forma a crear condiciones desfavorables a la aparición de diabetes tipo 2 (10,11).
A continuación,  pdf con toda esta información.

Podéis visitar nuestra página web:
Esperamos que os haya resultado interesante!
Vendemos y distribuimos tés y cafés.
También estamos en Facebook y Twitter
Un saludo!


REFERENCIAS
1 Huxley R. et al. (2009) Coffee, Decaffeinated Coffee, and Tea Consumption in Relation to Incident Type 2 Diabetes Mellitus. Arch Intern Med, 169: 2053-63.
2 van Dam R.M. et al. (2002) Coffee consumption and risk of type 2 diabetes mellitus. Lancet, 360: 1477-8.
3 Zhang Y. et al. (2011) Coffee consumption and the incidence of type 2 diabetes in men and women with normal
glucose tolerance: The Strong Heart Study. Nutr Metab Cardiovasc Dis, 21: 418-423.
4 van Dieren S. et al. (2009) Coffee and tea consumption and risk of type 2 diabetes. Diabetologia, 52: 2561-9.
5 Sartorelli D.S. et al. (2010) Differential effects of coffee on the risk of type 2 diabetes according to meal consumption in a French cohort of women: the E3N/EPIC cohort study. Am J Clin Nutr, 91: 1002-12.
6 Oba S. et al. (2010) Consumption of coffee, green tea, oolong tea, black tea, chocolate
snacks and the caffeine content in relation to risk of diabetes in Japanese men and women. Br J Nutr, 103: 453-9.
7 Boggs D.A. et al. (2010) Coffee, tea, and alcohol intake in relation to risk of type 2 diabetes in African American women. Am J Clin Nutr, 92: 960-6.
8 Hjellvik V et al. (2011) Boiled Coffee Intake and Subsequent Risk for Type 2 Diabetes. Epidemiology, 22(3):418-21. 9
9 Kempf K. et al. (2010) Effects of coffee consumption on subclinical inflammation and other risk factors for type 2 diabetes: a clinical trial. Am J Clin Nutr, 91:950-7.
10 Mattila P. et al. (2006) Phenolic acids in berries, fruits, and beverages. J Agric Food Chem, 54: 7193-9.
11 Psaltopoulou T. et al. (2010) The role of diet and lifestyle in primary, secondary, and terciary diabetes prevention: a review of meta-analyses. Rev Diabet Stud, 7: 26-35.


No hay comentarios:

Publicar un comentario